domingo, 1 de junio de 2008

La vuelta al mundo

Fernando de Magallanes, con cinco navíos, zarpó de nuestro de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519. El que sería uno de los más dramáticos y apasionantes viajes hacia la conquista de los océanos la inician la nao Trinidad, que era la nao capitana y la que estaba al mando de Magallanes, la nao Victoria, la nao Santiago, la nao Trinidad, la nao San Antonio y la nao Concepción.
Tan sólo una de las cinco naves, la nao Victoria consigue regresar el 6 de septiembre de 1522 a Sanlúcar de Barrameda al mando de Juan Sebastián Elcano, después de haber realizado el primer viaje de circunnavegación.
De los 265 hombres que embarcaron en los cinco barcos sólo regresaron, después de haber dado la vuelta al mundo 18: Juan Sebastían Elcano, Capitan de la nao Victoria; Juan de Cubileta , paje de la nao Victoria; Juan de Arratia, grumete de la Victoria; Francisco Albo, contramestre de la Trinidad; Juan de Acurio, contramaestre de la Concepción; Diego Gallego, marinero de la Victoria; Hernando de Bustamante, barbero de la Concepción; Martín de Judícibus, marino de la Concepción y posteriormente de la Victoria; Vasco Gómez Gallego, grumete de la Trinidad; Hanse ( maestre Andrés), lombardero de la Victoria; Antonio Hernández Colmenero, marinero de la Trinidad, embarcado posteriormente en la Victoria; Antonio Lombardo, (Pigafetta) sobresaliente de la Trinidad y posteriormente de la Victoria; Nicolao de Nápoles, marinero de la Victoria; Miguel de Rodas, contramaestre de la Victoria; Francisco Rodriguez, marinero de la Concepción embarcado en la Victoria; Juan Rodriguez, marinero de la Concepción embarcado en la Victoria; Miguel Sánchez, marinero de la Victoria; Juan de Santander, grumete de la Trinidad.
En la pared del antiguo Ayuntamiento, en la calle Isaac Peral, existe un azulejo colocado por el Ayuntamiento y el Ateneo de Sanlúcar el 7 de mayo del año 1956 que recuerda este hecho.

1 comentario:

Manolo Heredia dijo...

A evolução tecnológica que se verifica em 500 anos é enorme!
Hoje as 3000 pessoas que viajem no paquete mais luxuoso do mundo nem lhes passa pela cabeça morrerem durante esse mesma viagem.