miércoles, 19 de abril de 2017

Santiago Pérez del Prado: El Barrio de Bonanza

El Barrio de Bonanza, blanco y ordenado, contiguo del edificio de la Antigua Aduana tiene un sabor romántico. El rey Fernando VII construyó el Barrio como aduana, en donde se controlaban las riquezas traídas de América.
Fue Bonanza la puerta del turismo del siglo pasado. El barco de vapor aquí desembarcaba. En la casa del vapor los viajeros esperaban los coches de caballos que a Sanlúcar les llevaría.
En Bonanza rezaron a la Virgen de Barrameda los marineros que a las Américas marchaban en cuya ermita, hoy desaparecida, escucharon misa cada mañana Magallanes y su tripulación antes de zarpar para dar la vuelta al mundo.
La tradición astillera de Sanlúcar se remonta a los carpinteros de la ribera de la época romana. En los tiempos en que los Duques de Medina Sidonia eran los señores más ricos y poderosos de Andalucía. Sanlúcar contaba con sus chancas, atarazanas y puertos para carenar las naves.

Santiago Pérez del Prado
El Duque de Montpensier y la Sanlúcar de su tiempo

Píldoras de Sanlúcar: Sabías que 19/04