lunes, 27 de enero de 2014

Iglesia de los Desamparados



A pesar de ser una iglesia pequeña, es una de las más representativas obras del barroco en Sanlúcar de Barrameda, con una fachada de piedra adintelada de gran sencillez.
El retablo, de estilo barroco, es obra de Andrés Martín. Está sin dorar, construido en dos cuerpos y ático, presidido por una imagen de Ntra. Sra. de los Desamparados, del siglo XVIII, de autor desconocido.
El 25 de junio de 1643 se constituye las Santas Obras de Misericordia y Ntra. Sra. de los Desamparados o Santa Caridad, que se encontraba en el hospital de la Santísima Trinidad. Aunque esta es la fecha en que se aprueban sus reglas, de la cofradía se tiene constancia en 1515, y parece que se fundó el año 1441.
Por los enfrentamientos que tenían con los eclesiásticos de la iglesia de la Trinidad, la cofradía de los Desamparados se traslada en 1672, denominándose desde entonces Casa de la Caridad de Ntra. Sra. de los Desamparados, de la que nacería la iglesia de los Desamparados.
Aunque el Arzobispo de Sevilla otorgó en 1724 la licencia para la construcción de la Iglesia y enfermería, no fue hasta el año 1728 que se comienza la construcción de la iglesia de María Santísima de los Desamparados. Esta iglesia se comienza por el patrocinio de la familia Romero Eón del Porte.
La obra se encargó en un principio al maestro Ignacio Díaz de los Reyes, quien hubo de abandonarlas nombrándose a Juan Rodríguez, que tampoco las terminaría, sino su hijo Lázaro Rodríguez Portillo.
En el año 1762 se termina la construcción de la iglesia de María Santísima de los Desamparados, en la entonces denominada Plaza de la Panadería. El templo fue bendecido por el Cardenal Arzobispo de Sevilla el 7 de septiembre. Habían pasado treinta años desde el inicio.
1774-. Se le encarga a Andrés Marín la construcción del retablo del altar mayor de la Iglesia de los Desamparados. Por la obra se le pagaron nueve mil reales, mil quinientos por el Camarín y seiscientos por los ángeles que sostienen las lámparas.
En esta iglesia se encuentra un cuadro de grandes dimensiones del sanluqueño Antonio Borrego del Rosal, que representa el milagro de los panes y los peces.
1787-. El 5 de enero fallece el pintor sanluqueño Antonio Borrego del Rosal.
En la Iglesia de los Desamparados se encuentra un cuadro suyo de grandes dimensiones que representa el milagro de los panes y los peces.

No hay comentarios: