domingo, 23 de septiembre de 2012

Arco de Rota




El Arco de Rota como es ahora
La llamada Puerta de Rota, o Arquillo de Rota, que en Sanlúcar muchos conocen simplemente como El Arquillo, formaba parte de la antigua puerta de la Fuente, que era una de las que estaban abiertas en la muralla que rodeaba la villa y que la comunicaba con el exterior. Sobre esta puerta se formó en el siglo XV el Arrabal de la Fuente o de la fuente vieja, que se encontraba en la plaza a la que se llega por ella.
Se la conocía como puerta o arco de Rota porque aquí se iniciaba el camino que unía la ciudad con la vecina villa de Rota.
En relación a la muralla que cercaba la villa, parece ser que fue el primer señor de Sanlúcar, Alonso Pérez de Guzmán "El Bueno", quien cercó y amuralló la ciudad, y Barrantes Maldonado, narra en su libro cómo Guzmán el Bueno, agradecido a las mercedes que el rey le hacía, ofreció irse a vivir a las torres de Sanlúcar y añade "... y ansí cumplió don Alonso Pérez esto, porque hizo y cercó después la villa de Sanlúcar de la suerte que hoy está ..."
Si miramos en los acuerdos capitulares, encontramos uno del 19 de enero de 1512 en el que se ordenaba el empedrado de la Puerta de la Fuente, volviéndose a repetir el acuerdo el año el año 1528 y diez años más tarde se habla del empedrado de todos aquellos lugares, costando la obra 10.008 ducados y 34 maraveises.
El Arco de Rota hace unos años
Los años 1515 y 1516 se mandaron poner puertas nuevas en el lienzo de la muralla que llevaba el nombre de Puerta de Rota o de la Fuente, por su cercanía a la Fuente Vieja, ante el intento de invasión de la ciudad por don Pedro Girón, conde de Ureña, cuñado del duque.
Aunque estaba totalmente prohibido construir casas junto a la muralla, el 2 de marzo de 1524 el Cabildo se queja de que la villa tiene muchos portillos por donde se entra a ella, aparte de las cuatro puertas de entrada a la villa: De la Cuesta o de la Mar, de Sevilla, de Jerez y de la Fuente o de Rota.
Otra noticia que nos aparece en los acuerdos capitulares es como el año 1530 los miembros del cabildo decidieron aumentar a dos el número de porteros de la villa. Cada uno de ellos percibiría mil maravedíes al año.
El portero y pregonero era el que se encargaba de pregonar los edictos y bandos municipales en la plaza pública y en las plazas de las puertas, situadas en las cuatro puertas de acceso a la villa.
El arco que formaba parte del lienzo de la muralla fue reformado en los años 80.
Es muy popular entre sanluqueños y forasteros que durante la Semana Santa la gente se acerque al lugar para ver pasar las cofradías por ese lugar, por ser uno de los lugares más bonitos e impresionantes para ver algunas de ellas.
Si vemos las fotos, a mi personalmente me gustaba mucho más el Arco de Rota como se encontraba hace unos años, pero eso es simplemente cuestión de gustos.





1 comentario:

Raul Perez dijo...

Se restauró con anterioridad al año 80, de hecho fue mi abuelo quien lo restauró