viernes, 23 de junio de 2017

Sanlúcar y la Armada del Maluco (3)

Del convento de Barrameda, del que hablamos en el número anterior, el mismo Velázquez Gaztelu se extiende explicando la historia de la ermita.
"Cuando don Alonso Pérez de Guzmán adquirió el castillo de Solúcar, con todos sus términos y jurisdicción el año de 1297 estaba ya fundada esta ermita, y en posesión de ella, y de su hospicio los caballeros templarios de Sevilla, que la gozaron hasta el año de 1312 que fue extinguida con aprobio su militar religión de toda la cristiandad, por decreto y anatema el santo concilio de Viena del Delfinato, celebrado y presidido por el papa Clemente V..."
Haciendo una amplia descripción del convento, la virgen y el lugar de Barrameda en varios de sus libros.
"Imagen venerada en el monasterio del señor San Jerónimo de esta ciudad, en el sitio de Barrameda por quien la señora, su iglesia y esta población han tomado el nombre de Barrameda..."
Pedro Barbadillo Delgado describe, casi textualmente a como lo hace la Crónica General de la Orden de San Jerónimo, que es la más antigua de la ciudad, explicando que está asentada en un sitio hermoso, desde donde se ven en la bahía entrar y salir los barcos.
Continuando con la aventurera expedición de Magallanes, el mismo Pigaffeta nos cuenta en su libro la fecha de salida de Sanlúcar:
"El 20 de septiembre partimos de Sanlúcar, navegando hacia...".
Una curiosa interrogación que podemos hacernos es el número de sanluqueños que participaron directamente en la expedición al Maluco y el destino de cada uno de ellos.
En el Archivo General de Indias encontramos varias listas con una reseña completa de los hombres que fueron en la expedición. Relación y asiento del sueldo que se debía a la gente, de los fallecidos en la armada, e informe de la gente que llevó en las cinco naos. De acuerdo con estas listas, los sanluqueños que estuvieron eran cuatro, y ninguno de ellos regresó del viaje iniciado por Magallanes y finalizado por Elcano. Estos cuatro son los únicos de los que se tiene constancia, aunque es posible que fuesen algunos más, ya que en la relación, muchos de los hombres figuran con el nombre, pero sin citar la ciudad de procedencia.
En la Nao Trinidad aparece un sobresaliente, criado de Magallanes llamado Diego, del que no consta el apellido en la relación, pero que en el asiento del sueldo que se debía a la gente que fue en la armada al descubrimiento del Maluco y Especiaría con Fernando de Magallanes figura como hijo de un tal Jiménez y que Mª Lourdes Díaz Trechuelo también apellida Ximénez. De él no encontramos más información, aunque el apunte que más adelante se da, indicando que quedó en la isla de Tidore, no corresponde a Diego Ximénez,  sino a Diego Arias, según todos los datos encontrados.
"Ya mencioné al tonelero que iba a bordo de la Victoria, y también en esta nao embarcó Diego Díaz. En la Trinidad iba Diego Ximénez como criado de Magallanes. Ninguno de ellos figura entre  los que regresaron a España; del último sabemos que se quedó en Tidore, y de los otros no hay ninguna noticia."
Pedro Barbadillo Delgado escribe lo siguiente:

"...yendo en la expedición cuatro tripulantes de Sanlúcar, uno de ellos llamado Diego, criado de Magallanes, dos toneleros llamado Johan de Córdoba y Diego Díaz, y el hombre de armas Diego Arias. El primero de ellos salió en la nao Trinidad, los dos segundos en la Victoria; y ninguno de los cuatro regresó a España, por los que es de suponer que  hallarían la muerte durante el penoso viaje". 

No hay comentarios: