martes, 9 de agosto de 2016

Bajo de Guía

Si un lugar de Sanlúcar de Barrameda es conocido nacional e internacionalmente es Bajo de Guía, conocido por su excelente gastronomía, pero no siempre fue así, y hoy quiero hablarles de otra faceta del barrio, del Bajo de Guía de ayer, del Bajo de Guía que va naciendo en el siglo XIX como un grupo de chozas que estaban comenzaron a construir marineros y navaceros. Los marineros seguramente por la cercanía al lugar donde entonces se desembarcaba el pescado, a la playa donde entonces estaba la improvisada Lonja, la Lota, que más tarde se trasladaría a Bonanza y los agricultores en los múltiples navazos que existían en la zona, y que estuvieron hasta los años noventa en que el deseo de urbanizarlo todo hizo que desaparecieran casi todos.
De ese Bajo de Guía donde comenzaron a nacer tabernas de marineros, que con el tiempo se convertirían en cómodos y bonitos restaurantes. Me cuenta mi madre que su bisabuelo fue uno de los primeros en tener una de esas tabernas en la zona, que la instaló en una choza por el miedo que le cogió a la mar, desde que sufrió un naufragio.
En las descripciones de algunos escritos todavía queda un nombre para conocer la zona, que era la Choza de Ubreva, que ha pervivido como una zona de chozas, callejones que eran arenales hasta hace muy poco, vallados y pitas que servían de cercados a las propiedades.
¿Y el nombre de Bajo de Guía?
El nombre seguramente se debe a la antigua ermita de Ntra. Sra. de Guía, que se encontraba en el lugar, ya que Manuel Alonso Pérez de Guzmán y Gómez de Silva, VIII duque de Medina Sidonia había cedido unos terrenos a los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, para la construcción de un hospital y una ermita.
Lugar de vida dura, gente de la mar, que además debían estar pendientes de los temporales que más de una vez destrozaron viviendas y todo que allí se comenzaba a conseguir.
Pero hoy no quiero mostrarles la Bajo de Guía del Pórtico comercial y hostelero, sino un pequeño reducto de casas que aún quedan detrás de los restaurantes, pequeñas casas, en pequeñas calles en forma de laberinto que llevan nombres como Plaza de Malandar, Punta de Hidalgo, Calle del Flamenco, Calle Salmedina, Cabo Barbería, Calle Bitácora, Calle de la Sal Plaza de la Señorita Sudor, Calle del Barato, José Manuel Caballero Bonald, que antes era Botero Viejo o Pintor Maireles.
Les voy a poner un reportaje de fotográfico realizado en la zona de Bajo de Guía.













No hay comentarios: