martes, 15 de marzo de 2016

Trasiego de nombres de calles

Una curiosidad que he encontrado sobre el cambio de calles, algo tan de moda en todo momento, y por casi todos los gobiernos que llegan a los ayuntamientos, sobre todo cuando los tiempos están un poco revueltos.
El 7 de junio del año 1935 el Ayuntamiento Pleno aprueba por unanimidad cambiar el nombre de algunas calles de la ciudad y así entre ellas se cambió la que en ese momento se llamaba calle Alcolea, que antes era San Juan, y que había sido cambiada el 21 de mayo de 1931, aunque anteriormente ya la Junta Revolucionaria el 13 de octubre de 1868 le puso Calle Alcolea, aunque se volvió a calle San Juan el 12 de enero de 1875, como vemos todo un trasiego de nombres. Esta vez se le puso calle Alejandro Lerroux.
Es decir que en pocos años había pasado de San Juan a Alcolea; de Alcolea a San Juan; de San Juan a Alejandro Lerroux; de Alejandro Lerroux a Alcolea y de Alcolea a San Juan, de nuevo.
También se cambia la que en ese momento se llamaba calle Pablo Iglesias, antes Ancha, por José María Gil Robles.
El cambio se realiza, pero he aquí que una semana después del Pleno Municipal, el Gobierno Civil envía una comunicación diciendo que nada de nada, que el acuerdo de la Corporación queda revocado, que deben devolver las calles al nombre que tenían y multó al Ayuntamiento con 100 pesetas.

Las calles se quedaron con los nombres Alcolea y Pablo Iglesias hasta el 18 de septiembre del año 1936, en que de nuevo se vuelve a cambiar y además Pedro Barbadillo en su libro de la historia de Sanlúcar de Barrameda enmascara que se le pusiera a la calle Ancha el nombre de José Antonio Primo de Rivera con la siguiente frase: “Si  bien popularmente se la denominó calle José Antonio Primo de Rivera y así fue rotulada”. No sé cuando era conocida popularmente la calle Ancha con ese nombre.

No hay comentarios: