viernes, 31 de octubre de 2014

De la muralla y sus portillos

Que Sanlúcar de Barrameda tuvo desde los inicios de la época medieval una muralla defensiva, que se construyó a principios de 1300, es algo que nos han contado todos los historiadores y además hemos visto los pocos restos que quedan, ya que algunos se preocuparon de tirar a lo largo de la historia, si con ello tenían más ganancias a la hora de construir.
Esta muralla tenía cuatro puertas:  la puerta de la Cuesta o de la Mar, que se encontraba en la actual Cuesta de Belén; la de Sevilla, la de Jerez y la de la Fuente o de Rota, con lo que nos damos cuenta que formaba aproximadamente lo que hoy es el Barrio Alto de la ciudad.
Pero lo que hoy traigo aquí como curiosidad es que no pensemos que lo de destrozar, apropiarse de espacio público, etc. no ha sido algo moderno, ni de estos tiempos, y así ya el 2 de marzo del año 1524 el Cabildo de la villa uno de los asuntos que trata en su reunión es de la existencia en el recinto amurallado de numerosos portillos por donde se puede entrar a la misma, lo que puede ser muy peligroso para su defensa.

Portillos, que imagino que por supuesto cada cual había hecho donde le había dado la gana, que siempre fue más rápido romper que dar la vuelta.

No hay comentarios: