miércoles, 23 de abril de 2014

La visita del ministro

Rafael Gasset
Era el año 1906, y la situación en Sanlúcar de Barrameda por aquellas fechas era desastrosa y de ello nos podemos dar cuenta si echamos una miradita a la hemeroteca de la época, donde nos hablan de como los obreros y viticultores estaban en las últimas, siendo la noticia que numerosos obreros del campo, se encontraban situados en plazas y calles, pidiendo limosna.
A primeros de ese año se anuncia que vendrá a Sanlúcar, haciendo una visita a la zona el ministro de Fomento, Rafael Gasset,  que llega a Sanlúcar de Barrameda el día 16 de febrero sobre las diez de la mañana en el tren procedente de Jerez.
En la estación esperaban al ministro el ingeniero de las obras del puerto de Sevilla, el presidente de las obras del puerto y el presidente de la Cámara agrícola de Sevilla.
A pesar de que todos esperaban y que el alcalde de la ciudad lo invitó a que visitara la Algaida, pronto se vio claro que el ministro no venía para nada relacionado con la ciudad.
El ministro se dirigió directamente para Bonanza, para el embarcadero, y allí numerosos obreros y viticultores también le pidieron que realizase una inspección personal de la Algaida,  para pedirle el reparto de los terrenos laborables, ya que la situación en la ciudad era agobiante y este reparto podría paliar un poco la situación, aunque el ministro no accedió a ello, explicando que tenía que emprender regreso inmediato a Sevilla, contestando que tenía la intención de ocuparse de ese asunto al llegar a Madrid, y que enviaría un ingeniero para estudiar sobre el terreno lo que el alcalde y los sanluqueños le pedían.
Lo que si entregaron al ministro fue un manifiesto de todas las representaciones de los trabajadores agrícolas y de la población en general, que entre otras cosas decía: “El ministro de Fomento, excelentísimo Sr. D. Rafael Gasset, llega hoy. Viene convencido de la necesidad de levantar a Sanlúcar de la postración presente y decidido, por tanto, a otorgarle la protección del Estado en la justa medida de su desamparo. Iremos pues, a recibir al ministro todos, sin exclusión y lo escoltaremos fasta el monte Algaida, donde la fertilidad del suelo le hará entender, mejor que nuestras palabras, la sinrazón de tenerlo inculto por más tiempo, cuando millares de brazos se cruzan por falta de lugar donde emplearlos con provecho.
Amigos, vivan la unión, el orden y el trabajo.
Esperase que el ministro autorice la deseada distribución de los predios, que sin gasto alguno para los presupuestos del Estado, solucionaría la crisis agraria.”
En Bonanza el ministro embarcó en el Giralda, un remolcador de obras del puerto, dirigiéndose de regreso a Sevilla, con lo que se comprende que lo que pretendía era ver las obras que entonces se estaban haciendo y se iban a continuar en el río.


 Aunque todavía faltaba un año, 30 de agosto de 1907, para que se aprobase la Ley de Colonización y Repoblación interior y ocho más hasta que fuese inaugurada la Colonia Monte Algaida esta no es la primera vez que se cita el reparto de los terrenos del monte Algaida, para dar trabajo a los obreros de Sanlúcar de Barrameda.

No hay comentarios: