viernes, 19 de octubre de 2012

San Lucas



La primera vez que he encontrado nombrado a San Lucas en algún documento es el 3 abril 1580 en donde el Cabildo acuerda "que porque la gente de a caballo desta ciudad no tiene, porque el que tiene es muy viejo y maltratado, se acuerda que se haga un estandarte de damasco carmesí con flecos y galones de oro y con bordadura alrededor, y en un lado las armas del duque nuestro señor y del otro lado la insignia del señor San Lucas con su inscripción, que son las armas de la ciudad". En este acuerdo descubrimos que como se crea una primera “bandera” de la ciudad que tenemos constancia y al mismo tiempo nos damos cuenta de la importancia del santo en la ciudad.
Aunque existe otro documento anterior, de 1563 en el que simplemente se dice que “fueron pregonados algunos acuerdos el día de San Lucas saliendo de Misa Mayor”
Claro que aunque San Lucas haya sido el patrón de la ciudad durante muchísimo tiempo, en el Cabildo de 29 de marzo de 1597 se acuerda que San Lucas comparta el patronazgo con San Jacinto, aunque es una de esas decisiones que las autoridades toman pero luego el pueblo no comparte o simplemente las olvida, porque muy pronto San Jacinto pasó a un lugar secundario, tanto que ya ni siquiera nadie se acuerda.
Una incógnita es desde cuando es el evangelista el patrón de la ciudad, porque es muy antiguo, pero el problema es que no se conservaba ningún documento de título que así lo atestiguase y por tanto hubo que hacer un Cabildo para el nombramiento y el acuerdo es del día 7 de marzo de 1648, en que se trato y deliberó "ser antigua y común tradición como se manifiesta por las armas que esta ciudad usa ser su Patrono el bienaventurado San Lucas Evangelista y en conformidad de la tradición se observa su fiesta de precepto".
Aunque como he dicho el Cabildo en que en un principio se trató del nombramiento es del año 1648, será por aquello de que las cosas de palacio van despacio, no se llega a aprobar hasta el 15 de octubre de 1653. Claro que todavía no estaba la tramitación totalmente acabada y no es hasta unos meses más tarde, el 11 de julio de 1654 cuando el arzobispo de Sevilla, don Pedro de Tapia aprueba nombrar al Evangelista San Lucas como patrono de la ciudad, mandando que el día 18 de octubre sea fiesta de precepto en la ciudad.
Ya tenemos la fiesta institucionalizada, ya tenemos a San Lucas como patrón oficial de la ciudad, pero ahora quedaba tener una talla del santo en la ciudad y no es hasta el año 1693 cuando se propone que se hiciera la talla del santo que ahora se encuentra en la iglesia de la O.
También se propuso hacer un altar en la iglesia para el Santo, este no se termino hasta el año 1756, siendo estrenado el 21 de septiembre del mismo año y colocado el santo en ese lugar. El altar se debe a la constancia del presbítero Nicolás Rendón y Barragán, que juntó el dinero con las limosnas que recogió entre amigos y parientes.
La imagen de San Lucas Evangelista, patrón de Sanlúcar de Barrameda es una escultura tallada en madera, atribuida a Diego Roldán y Serrallonga, nieto del celebérrimo escultor barroco sevillano Pedro Roldán, sobrino de Luisa Roldán, primo de Pedro Duque Cornejo y Roldán, y hermano de Marcelino y Jerónimo Roldán Serrallonga, también escultores.
San Lucas es obra de bulto redondo, de talla completa y ojos de cristal. Presenta ropaje dorado y estofado.
Encontramos también datos de San Lucas en 1805 en que con motivo del temor a que pudiera extenderse una epidemia de fiebre amarilla, que los años anteriores había aparecido en la ciudad, se decide trasladar la feria del 15 de agosto al 18 de octubre, festividad de San Lucas.
La talla de San Lucas ha sido restaurada este mismo año 2012 y se presentó después de la restauración el día 15 de junio de 2012, en la  Parroquia Mayor de Nuestra Señora de la O.
La restauración fue realizada por Salvador Guzmán Moral, doctor en Bellas Artes y licenciado en la especialidad de Restauración por la Universidad de Sevilla.

No hay comentarios: