lunes, 29 de octubre de 2012

La estatua de la Infanta María Luisa



La infanta María Luisa de Borbón, esposa de duque de Montpensier y hermana de la reina Isabel II, donó en el año 1893 gran parte de los jardines de su palacio de San Telmo, a la ciudad de Sevilla, que en su honor toman el nombre de Parque de María Luisa.
Como agradecimiento a la Infanta, el Ayuntamiento de Sevilla decide dedicarle una de sus glorietas, y aunque con anterioridad se había intentado realizar una estatua de la infanta para instalarla en ese lugar, no es hasta el año 1929 en que el escultor Enrique Pérez Comendador, realiza una estatua en piedra de la infanta con una flor en la mano, siendo sustituida posteriormente por una fundida en bronce, que se puso en el mismo lugar.
El año 1972 la estatua original es donada al pueblo de Sanlúcar de Barrameda y se instala en la Plaza de los Cisnes, asistiendo a su inauguración el entonces príncipe Juan Carlos y la princesa Sofía.
La figura de la infanta permaneció en este lugar hasta el año 2008 en que fue trasladada al Palacio Municipal donde en estos momentos se encuentra.
La estatua de la infanta se encontraba bastante deteriorada por las gamberradas que había sufrido en los últimos años de permanencia en la plaza de los Cisnes, siendo restaurada el año 2001, siendo la foto que la acompaña de las restauradoras que realizaron el trabajo.

No hay comentarios: