viernes, 29 de agosto de 2008

Algaida

Parece ser que la palabra Algaida proviene de la expresión árabe Algayda. En el diccionario de la Real Academia encontramos dos acepciones para la palabra, y las dos se pueden identificar con la zona que hoy es la Colonia Monte Algaida. Encontramos como terreno arenoso a la orilla del mar y cubierto de ramas o paja, cubierto de árboles y matorrales.
Seguramente la formación de la Algaida se debe primero a la creación de dunas en la costa y posteriormente el nacimiento de vegetación en esas dunas arenosas.
La zona de la Algaida no era sólo lo que hoy conocemos como la punta del Monte, la única zona arbolada que queda, sino que también lo constituían la Colonia Monte Algaida y parte de lo que hoy son los Llanos de Bonanza y la Veta de la Serrana, que era todo una continuación, hasta la creación de la Colonia.
La primera noticia escrita que tenemos de la Algaida es del día 2 de diciembre del año  1445 cuando por un privilegio del primer duque de Medina Sidonia, Juan de Guzmán cede a la villa de Sanlúcar los terrenos de las Algaidas para propios y beneficios de ella. Por aquel tiempo la Algaida no se encontraba como hoy, sino que estaba completamente llena de leña, sobre todo lentisco, lo que no solamente la hacía totalmente intransitable, sino que servía como guarida de lobos y otras alimañas, como veremos más adelante.
En este privilegio incluso se señalaban las penas y multas que se debían aplicar contra las personas que fuesen encontradas cazando o cortando leña en el lugar.
Más tarde, el año 1644, el noveno duque, Gaspar de Guzmán, pide la propiedad de las leñas del Pinar de la Algaida, abriéndose por este motivo un pleito que duró bastante tiempo y que al final terminó resolviéndose a favor de la ciudad.
En las actas capitulares aparece de nuevo la Algaida el 30 de julio de 1654 cuando por acuerdo del Cabildo se manda hacer una tala general en la dehesa de la Algaida, porque habían crecido tanto los lenticos y otros arbustos que habían llegado a convertirla en intransitable, además de ser un lugar donde se escondían lobos y otras alimañas que causaban daño al ganado de los vecinos.
Los primeros pinares de la Algaida parece que se crearon a partir del acuerdo que se toma el  11 de septiembre de 1681, en que el Cabildo acuerda adquirir dos fanegas de piñones en Cartaya, que servirían para su plantación, que se hizo ese mismo año. Hasta el momento había sido monte bajo, sobre todo lentisco y otras plantas mediterráneas.
El año 1794 la Algaida tenía plantados doscientos treinta y dos mil cuatrocientos treinta y cuatro pinos, aunque en 1781 se cortaron dos mil, y cuarenta y ocho álamos blancos.
Con motivo del nombramiento de Manuel Godoy como Regidor Perpetuo de Sanlúcar, el 28 de noviembre de 1803 se realiza en la Algaida una plantación de pinos piñoneros, sembrándose sesenta aranzadas que recibieron el nombre de Monte de la Paz.

No hay comentarios: