domingo, 23 de septiembre de 2012

Jardín Botánico

La idea de la creación de un jardín de aclimatación en Sanlúcar de Barrameda parece ser que nace del envío que hizo Manuel Godoy a la Sociedad de Amigos del País, el 16 de diciembre de 1804 de unas cuantas semillas de arraigan para que se procurase aclimatar, seguramente en agradecimiento porque en la sesión del Cabildo sanluqueño del 9 de Mayo de 1803 se decide el nombramiento de Regidor Perpetuo de la ciudad a favor de don Manuel Godoy y Álvarez de Paria, Príncipe de la Paz, que, convertido de esta forma en protector de la villa sanluqueña.
Dos años más tarde, el 4 de marzo de 1806, la Sociedad de Amigos del País toma posesión de un terreno propiedad las monjas de Regina Coeli, y más tarde el Ayuntamiento cede de forma gratuita unas 8 hectáreas de tierras de baldío en el Palmar de San Sebastián, que se convertiría más en el jardín de aclimatación o Botánico, y según consta, una semana después de la concesión ya se habían sembrado 96.686 semillas de distintos vegetales y plantado 2.500 estacas de árboles de distintas especies.
La importante obra fue realizada por Antonio Gutiérrez y el especialista  en jardines Mister Lecolant, construyéndose pozos y norias y todo lo necesario para el mismo.

La dirección del Botánico que se denominó Jardín de la Paz, estuvo a cargo de Esteban Boutelou, por real orden de 22 de agosto de 1806,  y se nombró como jardinero mayor a Esteban Delgado, y por real orden de 10 de julio de 1807, se designó al agrónomo Simón de Rojas Clemente como profesor de la cátedra de horticultura.
Como podemos ver la importancia y la labor que se comenzó a hacer en el Botánico Jardín de la Paz fue importante y podría haber resultado una obra muy interesante para Sanlúcar de Barrameda si con la caída de Manuel Godoy, el domingo 27 de marzo de 1808 el pueblo sanluqueño no hubiese atacado con gran virulencia todo lo que pudiese significar el Príncipe de la Paz, y en especial el Botánico, que fue arrasado, saqueado y destrozado, aunque no llegó a desaparecer en su totalidad, pero si el abandono y la desidia hicieron que pocos años después poco quedase del mismo, convirtiéndose en unas tierras de viñas.
En una relación realiza por el Jardinero Mayor, Esteban Delgado, que lleva fecha de 16 agosto 1809, se dice que el Jardín Botánico de Aclimatación Príncipe de la Paz había 24.876 plantas, entre árboles y arbustos, y Fernando Guillamas cuenta que a pesar de su destrucción y del estado de abandono en que se encontraba en 1813, existían unas 25000 árboles, plantas y arbustos de 39 clases y 622 papeles de semillas.

Pocas noticias del Botánico desde esa fecha, suponiendo que sería el abandono y la desidia lo que primaron en su destrucción, porque cuando los duques de Montpensier compran en septiembre de 1852 la finca el Botánico a Concepción Rosales, parece ser que para abastecer de agua los jardines que estaba construyendo en el palacio de la calle Caballeros, parece ser que ya no era más que trozos de viñas, y que hubieron de plantarse en ese momento arboles de adorno y pinos, construyéndose pozos y norias de hierro.
Hasta ese momento el Botánico era una finca abierta hasta que parece ser que es el año 1870, cuando el duque de Montpensier se pone a cercar un terreno que tenía 20 hectáreas, 9 áreas y 93 centiáreas.

Las siguientes noticias sobre el Botánico las tenemos en 1936 cuando el infante Alfonso de Orleans es confinado en él por el régimen de Franco y debió permanecer allí hasta el año 1939.  También de esos años se debe la plantación de jardines que hasta ahora llega y que fueron realizadas por el infante Alfonso y su hijo Ataulfo.

Y es el año 1955 cuando el Palacio de Orleans deja de estar habitado y la familia del infante Alfonso se trasladan a la finca el Botánico, convirtiéndolo en su lugar de residencia.




Fotos antíguas pertenecientes a la Colección de la Fundación Duques de Montpensier, publicadas en el libro El Jardín Botánico de la Paz, de Francisco Márquez Hidalgo.  




1 comentario:

Anónimo dijo...

Estimado Antonio,

te doy una idea para un post interesante.

Luis Noval Ferrao es el que da nombre a la calle de Sanlúcar Cabo Noval. Hoy se cumplen 103 años de su muerte. La historia es muy curiosa.

http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Noval_Ferrao

Un abrazo