miércoles, 29 de julio de 2015

Cinco palabras

Hoy les voy a hablar de varias palabras que se utilizaban en Sanlúcar de Barrameda, algunas también en otros lugares, y que la mayoría de ellas ya no se suelen utilizar.
ANDANCIA: Esta palabra se utilizaba bastante hace unos años, aunque ahora se va perdiendo. Es una pequeña epidemia de alguna enfermedad, que normalmente no es muy grave. Supongo que viene de Abundancia.
Por ejemplo: “Hay andancia de diarrea”, es decir que hay mucha gente con esa molestia.
El diccionario de la Lengua viene en una de sus acepciones como proveniente de Andancio: Enfermedad epidémica leve.
CONVOY: ¿Quién no ha oído decir alguna vez que ha ido a ver una película de comboy?. Las películas del oeste americano las llamaban de convoy, seguramente cowboy, que significa vaquero.
Existían las películas, las novelas, que se cambiaban en los quioscos, y hasta unos juguetes de plástico que eran indios y vaqueros.
REBAZO: De esta palabra no he encontrado que se emplease en ningún lugar, de hecho creo que ya está totalmente en desuso.
El rebazo era una harina que estaba elaborada a partir del grano de los cereales, lo que hoy se denominaría salvado.
Era un producto que se vendía por kilos y se utilizaba para dar de comer a los animales, creo que gallinas y cerdos. A veces se daba directamente o mojado en agua.
EMPLEADO: Antiguamente la palabra empleado se utilizaba para designar a los trabajadores del Ayuntamiento, sobre todo a los policías municipales.
Ahora parece que la palabra vuelve a imponerse al llamar a los funcionarios como Empleados Públicos.
PIRRIAQUE: Este era uno de los nombres que servía para designar al vino de mala calidad, el vino que no era bueno y también solía utilizar para hablar de las personas que le gustaba el vino: A fulanito le gusta el pirriaque.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una que escuche a un abuelo: agílate, por darse prisa. Viene del verbo agilar, o sea: hacerse ágil, en total deshueso en España, pero aún se escucha en Cuba.