sábado, 22 de septiembre de 2012

Palacio de los Medina Sidonia



El año 1419 los duques de Medina Sidonia establecen residencia en Sanlúcar de Barrameda, aunque ya con anterioridad hacían visitas esporádicas a la villa, pero continúan viviendo en Sevilla. El quinto señor de Sanlúcar, don Enrique de Guzmán, fue el que comenzó la edificación de unas casas que darían lugar a lo largo de los años al palacio ducal.
Así el 5 de octubre de 1424 los duques de Medina Sidonia compran unas casas, soberao y corrales a Ruiz Díaz junto a la Cuesta de Belén, para ampliar su residencia de Sanlúcar. El contrato dice "... unas casas e soberao e corrales que yo e el dicho mi hermano habemos e tenemos en esta villa de Sant Lúcar de Barrameda villa de vos el dicho señor que se tienen linde de casas palacios nuevos".
Es el sexto duque de Medina Sidonia, don Juan, el que se traslada definitivamente a Sanlúcar el año de 1532, estableciendo en la ciudad su Corte. Él es el creador de los jardines del palacio ducal, con multitud de plantas.
Este mismo duque, compra en 1540 unas casas que se encontraban junto a la Iglesia Mayor y labra un pasadizo cubierto desde el palacio a la tribuna de la iglesia de la O, importando la obra un total de diez mil maravedíes.
La fachada del palacio se la debemos a la duquesa de Medina Sidonia, Ana de Silva, quien en ausencia de su marido, el séptimo duque don Alonso, manda realizarla, así como el salón de los mármoles y las habitaciones bajas y altas de toda la fachada principal. 
En 1618 se funda la Hermandad de Santísimo Sacramento y el octavo duque de Medina Sidonia, don Manuel Pérez de Guzmán, hace donación de parte del palacio ducal para la construcción de la Capilla del Santísimo Sacramento en la iglesia de la O.
Se puede decir que la terminación de las obras de unión y embellecimiento de todas las casas que se compraron para su construcción y que hoy forman el Palacio Ducal estuvieron acabadas el año 1641.
Al incorporarse Sanlúcar a la Corona y ser desterrado el noveno duque, Don Gaspar, en 1641, también se le quitan las propiedades, entre ellas el palacio, que no es devuelto hasta el 20 de diciembre del año 1711.
El año 1770 se encarga a Juan Pedro Velázquez Gaztelu organizar la visita que realizó a Sanlúcar del Duque de Alba, que venía acompañado de su nuera y su nieta la condesa de Oropesa, hospedándose en el Palacio de Medina Sidonia.
Por segunda vez en 1837 son confiscados los bienes del duque de Medina Sidonia, entre ellos el palacio de Sanlúcar, que pasan al estado, al ser el duque acusado de apoyar la causa carlista, no siendo restituido los bienes hasta el año 1873 y el duque regresa del exilio y fija su residencia en Sanlúcar de Barrameda.
La reja de estilo manuelino portugués que todavía podemos ver en la fachada del palacio fue traída del palacio de los duques de Sevilla, cuando este se vendió y fue colocada el año 1866.
Por decreto del 2 de marzo del año 1978 es declarado Monumento Histórico Artístico el Palacio de Medina Sidonia.
En la actualidad el Palacio Ducal de Medina Sidonia alberga uno de los archivos privados más importantes de España y de Europa, que es custodiado por la Fundación Casa Medina Sidonia, creado por la duquesa de Medina Sidonia Luisa Isabel Álvarez de Toledo el año 1990, donando además el palacio y todo lo que contiene, para que la fundación fuese la encargada de la custodia y preservación de ese patrimonio, así como la divulgación del mismo.
En estos momentos el palacio se encuentra abierto a los ciudadanos, en visitas guiadas algunos días a la semana, pudiendo contemplar además una extensa colección de pinturas, tapices y el extenso, e igualmente en su interior se encuentra una hospedería y una cafetería, teniendo los visitantes la posibilidad de darse una vuelta por los bonitos jardines del mismo. 






No hay comentarios: